Este 24 de junio se ha celebrado la conmemoración de los 30 años de de la firma del Tratado de Adhesión de España a las Comunidades Europeas que tuvo lugar el 12 de junio de 1985. La entrada de España en la UE marcó un  punto de inflexión para el desarrollo del país. Hoy es uno de los pilares de la Unión, pero a lo largo de estos años ¿cuál ha sido la influencia política real de España en las instituciones europeas? ¿Cuántos altos cargos ha ocupado?

Se trata de una cuestión especialmente de actualidad hoy en día, cuando el gobierno español señala que está infra-representado en Europa y presiona para que Luis de Guindos consiga la presidencia del Eurogrupo. Un reciente estudio de Bruegel, un think tank europeo, analiza el “músculo político” de los socios de la UE entre 1999 y 2015. Y permite comprobar que pese a la percepción española, la influencia en las instituciones se ha mantenido estable, aumentando incluso ligeramente el número de altos cargos.

bandera-ue-grande

En el acto de conmemoración de los 30 años han estado presentes el Rey Felipe VI, su padre, el Rey Juan Carlos, el presidente del gobierno Mariano Rajoy, el ex presidente Felipe González y los presidentes del resto de altas instituciones del Estado. También ha acudido el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schultz. Esta asistencia es el reflejo de la importancia que tuvo para España su entrada en lo que hoy es la Unión Europea.

En 1986, España entró casi como “cenicienta”, pero en 1999 ya había logrado  una influencia política reseñable y, según el estudio de Bruegel, era el quinto país en número de altos cargos europeos con 10 representantes en puestos de relieve en la Comisión Europea y el Europarlamento. En 199, Reino Unido era quien más representantes tenía, 18, seguido por Alemania e Italia, 16 ambos, y Francia, 11. Ya por detrás de España figuraban Bélgica, 7, Suecia, 5 y Dinamarca, 6 y Holanda, 3.

En 2009, el mismo repaso de altos cargos refleja leves cambios para España, pero significativos para otros países. España se mantenía en 5ª posición aunque con 12 altos cargos. Pero era Francia quien incrementaba significativamente su presencia e influencia liderando el ranking con 19. A continuación figuraba Alemania, 18 y Reino Unido 17. E Italia registraba la mayor caída, con 13 representantes.

Pero los datos de 2015, reflejan, pese a la percepción del gobierno, que España mantiene su influencia de forma estable e incluso sube un puesto y se coloca como el 4º país con mayor número de altos cargos con 13, en el ranking de Bruegel. Alemania aparece ahora claramente en cabeza, copando 23 puesto, seguida por Reino Unido con 17 e Italia con 14. Francia queda, en esta ocasión, por detrás de España, con 12 altos cargos. Por detrás figuran Bélgica, 9, Polonia, 7, Holanda, 6 y Finlandia, 5.

Es decir que si se compara el músculo político de España en la UE desde 1999 hasta hoy, se comprueba que no ha perdido influencia, incluso la ha aumentado pasando de 10 altos cargos a 12 y luego 13. Y es en la actualidad el 4º país por puestos de dirección general, vicedirección o de gabinete en la Comisión Europea y presidencias y direcciones en el Parlamento. Porcentualmente si ha habido un ligero declive en nombramientos, para España, pero también para Reino Unido e Italia. Aunque en buena parte es achacable a las distintas ampliaciones de la UE. El informe también pone de relieve que hay un país que sí ha aumentado claramente su influencia y músculo político: Alemania.

Print Friendly, PDF & Email