Pese a ser el primer productor ecológico de Europa y el quinto del mundo, España hasta ahora exportaba un 80% de lo producido y estaba rezagada en cuanto a consumo interno. Pero esa tendencia se ha invertido y los últimos datos de facturación de estos productos orgánicos en España, nos colocan entre los diez primeros del mundo.

(Foto: Flickr/Imagenenaccion)

La demanda interna de productos ecológicos en España ha crecido un 40% en los últimos dos años y ha permitido alcanzar en 2015, último año con datos conocidos, una facturación interna de 1.453 millones de euros. Esto coloca a España en el Top 10 países con más consumo de este tipo de productos aunque todavía lejos de Alemania, Francia y Reino Unido que son los líderes en este ámbito en volumen total, según el informe Organic in Europe, Prospects and Developments 2016, de IFOAM EU Group. En cuanto a consumo orgánico per cápita, los tres países que más destacan son Suiza, Luxemburgo y Dinamarca, quedando España en 18º posición.

Y en cuanto a producción, España cuenta con casi dos millones de hectáreas de cultivos ecológicos que le mantiene como líder europeo en superficie y quinto país a nivel mundial tras Australia, Argentina, EEUU y China. Andalucía es la primera región española en este ámbito y acumula más del 50 % de la superficie certificada como de cultivo ecológico u orgánico.

En España, el producto ecológico más consumido es el aceite de oliva virgen extra. Pero el sector se ha marcado como reto lograr que en 2030 un 20% del consumo interior sea de productos ecológicos, frente al 2% actual.