El presidente chino Xi Jinping visita España este 28 de noviembre y su presencia va a servir para abrir la puerta a un mercado de 1.4000 millones de personas a dos nuevos sectores: las uvas de mesa (incluyendo el vino) y la carne de cerdo fresca. Con la firma de estos dos protocolos agrícolas por los gobiernos chino y español, la exportación de jamón ibérico -hasta ahora realizada en gran volumen pero con vacío legal- va a quedar oficialmente autorizada y regulada. Esto va a beneficiar a un gran número de empresas españolas, ya que hasta el momento apenas una decena de ellas podía vender este producto en China.

jamon-iberico-corte

La visita de Xi Jinping es la primera de un presidente chino a España en trece años. Entre los objetivos de la misma, por parte asiática, está obtener el apoyo de España a la iniciativa “Belt & Road” de construcción de infraestructuras -como adelantó el South China Morning Post-. Pero además el gobierno español ha confirmado que se van a firmar más acuerdos. Uno de cooperación entre el puerto español de Algeciras y el chino de Ningbo-Zhoushan, del que informa Reuters. Y sobre todo el protocolo para la exportación de productos cárnicos españoles a China.

En China es habitual desde hace pocos años encontrar jamón ibérico en tiendas y supermercados. De hecho España es el tercer proveedor mundial de China en carne de cerdo. Pero hasta ahora, según detalla un artículo de Carlos Molina en Cinco Días, se hacía aprovechando un vacío legal que permitió homologar a una veintena de empresas para vender en China productos deshuesados y curados durante un mínimo de 31 días.

El gobierno chino creó un registro donde se apuntaban las empresas españolas interesadas en comercializar alimentos a China y sus inspectores visitaban sus instalaciones para comprobar las condiciones y autorizar o denegar los permisos. A finales del pasado ejercicio había 28 empresas autorizadas, de las que seis estaban en Salamanca y otras seis en Girona. Y una decena de ellas se dedica al jamón ibérico.

Ahora el protocolo que firman España y China va a fijar unas condiciones fitosanitarias para dar entrada de forma general a los productos cárnicos españoles y a las uvas de mesa. En la práctica esto supone la luz verde a las exportaciones de vino, chorizo, salchichón y sobre todo jamón ibérico, que ya se ha convertido en un producto gourmet muy apreciado en el país asiático y que puede ver disparadas sus ventas con este acuerdo.

 

Print Friendly, PDF & Email