Zapatero y Lula

España y Brasil están impulsado una novedosa red mundial de donación de alimentos para atender emergencias. Es un tipo de cooperacion internacional en la que un país dona comida y otro la logística de distribución. Segun explica El País, las dos naciones empezaron a desarrollar este sistema en 2009.

Tras una conversación entre Lula y Zapatero, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarollo (AECID) fue la encargada de transportar y hacer llegar 40.000 toneladas de alimentos, procedentes del programa brasileño Hambre Cero, a Haití, Cuba y Honduras, tras el paso de los huracanes Ike y Gustav.

Esta nueva forma de cooperación fue bautizada como hermanamiento o triangulación. La consecuencia directa, según cálculos de la AECID, es que con la misma inversión se consiguió tres veces más impacto humanitario. España gastó cinco millones de euros en los barcos. La comida donada por Brasil estaba valorada en 11,32 millones de euros.

Ahora España quiere profundizar en este sistema. Se ha creado un fondo específico para estas operaciones de 10 millones de euros y se va a llevar al G-20 un proyecto piloto para que España sea sede de un almacén mundial de alimentos que ayude a cubrir crisis en el oeste de África. El almacén estaría en Las Palmas lo que permitiría transportar en grandes barcos graneleros para reducir costes. Este depósito, que irían nutriendo los países donantes, sería el primero de una serie de almacenes mundiales de excedentes alimentarios donados.

Y lo más innovador de esta red, es que cualquier país puede ser donante de excedentes. Sudán, es un pais que recibe ayuda alimentaria pero a principios de este años donó un excedente de casi 9.000 toneladas de su cosecha de sorgo que se repartió a Etiopía. Y el año pasado, España puso la logística para llevar 7.000 toneladas de arroz de Tailandia a Haití.