BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

La prensa extranjera sigue publicando noticias sobre la ausencia de Obama en la cumbre europea. El Frankfurter Allgemeine Zeitung que titula “Sin ganas” y afirma:

¿Realmente Obama no tiene nada de qué hablar con los líderes de la UE que le parezca importante y que le merezca un vuelo? ¿O acaso considera que la UE en el fondo no es tan relevante? No hay que armar un gran revuelo debido a la cancelación de la participación, pero sí es expresión de insatisfacción y de indiferencia. Puede que los europeos comprendan que (tampoco) con este presidente se encuentran en el centro de atención. ¿Por qué será??

Algunos como el Washington Post destacan que “el líder español visita EE.UU. en medio del plante de la cumbre”

 “La decisión del Presidente de Barack Obama de no participar en una cumbre anual de líderes de la Unión Europea está alimentando las dudas sobre si las opiniones de Washington a Europa como un jugador fuerte en la escena internacional. […] José Luis Rodríguez Zapatero, que fue anfitrión de la cumbre en Madrid, llega el miércoles en una visita de dos días a Washington. Zapatero, cuyo país ocupa ahora la presidencia rotativa de la UE, no tenía previsto reunirse con Obama, pero pueden tener la oportunidad de hablar con él en el Desayuno Nacional del jueves de Oración, donde el primer ministro español realizará una lectura de la Biblia”.

También el periódico The Guardian ha recogido el tema, calificándolo de “disputa diplomática por el desaire de Obama”:

??Barack Obama aterrizó ayer en medio de una disputa diplomática con la Unión Europea después de romper una tradición y optar por no acudir a una cumbre conjunta prevista en mayo en Madrid. Se trató de una decisión que los responsables europeos sólo conocieron a través de la prensa. La medida está siendo considerada en Europa como un desaire y como señal de que la promesa de un enfoque más internacional por parte de Estados Unidos con Obama está siendo dejada atrás a favor de unas preocupaciones internas más acuciantes. Es asimismo un golpe contra los intentos de la UE de ser tomada más en serio en la arena internacional. Políticos y funcionarios de la UE, en particular de España, que está a cargo de la presidencia de la UE, manifestaron su decepción y sugirieron que habrá que rebajar o incluso cancelar la cumbre UE-EE.UU. ‘Sin no hay Obama, no hay cumbre??, dijo un enviado?.

??Se ha dicho que el presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, que tiene prevista una visita a Washington esta semana, está airado y avergonzado….”

Print Friendly, PDF & Email