El diario aleman detalla en una crónica de su corresponsal Leo Wieland publicada en su versión impresa el escándalo en torno los viajes del presidente del Supremo. Aseguran que ha sido “desenmascarado como notario derrochador de gastos y comisiones” y que aunque el propio Carlos Divar dice tener la conciencia tranquila se da por hecha su dimisión.

Carlos Dívar

El Frankfurter Allgemeine Zeitung dice: “El Tribunal Supremo celebró ayer su 200 aniversario, pero el Rey Juan Carlos no estuvo presente para no aparecer fotografiado una última vez más junto al presidente Carlos Dívar. El monarca prefirió viajar espontáneamente a Arabia Saudí para asistir a las exequias del fallecido príncipe heredero Nayef, enviando en su lugar al príncipe heredero Felipe.”

Y añaden: “¿A qué viene ese miedo al contacto? Se debe a que el juez, de 71 años, ha sido desenmascarado en las últimas semanas en todo el país como notario derrochador de gastos y comisiones, lo que en la España actual, azotada por la crisis y con más de 5 millones de parados, ya no se tolera sin más.”

Aunque el texto tambien resalta que “la fiscalía se limitó primero a `archivar´ la denuncia que presentó un juez adjunto, puesto que se trataba de márgenes de maniobra y privilegios. Y a continuación el Tribunal Supremo, que también prescindió de examinar el caso con detenimiento, hizo exactamente lo mismo. Tampoco la Justicia tiene ya intenciones de volver a ocuparse de las excursiones y de las comidas a dúo en diversos restaurantes. Por su parte, Dívar se ve a sí mismo, tal y como ha explicado en declaraciones a El Mundo, como víctima de una `campaña´ política `que supera todos los límites de la lógica´”.

[Leer el artículo completo en el Frankfurter Allgemeine Zeitung (pag 5/suscripción)]