La filial de de gestión de agua de la constructora española en la que ahora ha desembarcado Carlos Slim, acaba de adjudicarse el diseño, construcción y operación de la planta de tratamiento de aguas residuales de la localidad de El Salitre, en la zona centro de Colombia. El contrato está valorado en 430 millones de dólares (unos 380 millones de euros) y es el mayor proyecto de la empresa en Sudamérica.

La planta depuradora, una vez terminada, tratará un caudal de superior a los 600.000 metros cúbicos de agua al día (m3/día) y dará servicio a 3 millones de personas de Bogotá, la capital. Ofrece una carga de trabajo de ejecución de 60 meses, además de la operación y adiestramiento del personal local.

La Corporación Autónoma de Regional (CAR) de Cundinamarca, que acomete desde 2012 la adecuación y recuperación ambiental del río Bogotá, ha elegido al consorcio liderado por Aqualia y en la que también participa la constructora griega Aktor Technical y a la firma local Cass Constructores, derrotando a importantes empresas internacionales. Como finalistas quedaron la brasileña Odebrecht y la francesa OTV que quedaron finalistas, pero también optaron al proyecto grandes constructoras españolas como Acciona, Ferrovial, ACS u OHL.

fcc-sede