El viraje del partido socialista hacia una abstención que permita un gobierno de Rajoy parece cada vez más marcado. Periodistas y políticos analizan en la red las implicaciones que esta decisión tendría. Se apunta que al PSOE le va a costar mucho justificar la abstención, incluso como mal menor. Y sobre todo se advierte de que la idea de que podrá hacer oposición y “gobernar desde el Parlamento” que defienden algunas voces, genera muchas dudas.