El visto bueno final del Congreso a la Ley de Seguridad Ciudadana, junto a la reforma del Código Penal y el Pacto Antiterrorista es objeto de críticas masivas en la red por parte de periodistas, políticos y ciudadanos. Muchos sostienen que el gobierno impone con ellas un “trío de mordazas” que suponen un serio recorte de derechos. Y se señala que suponen tanto una forma de represión de los ciudadanos, como de la justicia. También hay lamentos por no existir un mayor terremoto de indignación en la sociedad contra estas normas.

Print Friendly, PDF & Email