La llegada del nuevo líder del Partido Popular se interpreta mayoritariamente como un indicador de un “giro” hacia políticas más conservadoras o incluso abiertamente liberales de la formación. Esto tendría un efecto significativo sobre todo el paisaje político español y especialmente sobre PSOE y Ciudadanos que es analizado en la red por periodistas, politólogos o escritores. Muchos advierten de que con Pablo Casado puede “enconarse” la batalla con el partido de Albert Rivera por el espacio de centro-derecha y con apelación a los valores y la moral, aunque también se señalan ciertos riesgos para el PP. También se apunta que el PSOE y la izquierda creen que un posicionamiento más a la derecha del PP les beneficiaría, aunque a corto plazo puede complicar el gobierno de Pedro Sánchez. En cualquier caso existe la sensación de que la política española ha dado, en un par de meses, un “vuelco” que tendrá consecuencias.

Print Friendly, PDF & Email