Cristobal Montoro ha anunciado que se aplaza la presentación de los Presupuestos Generales para 2018 prevista para este 29 de septiembre “ante la falta de apoyos para aprobarlos”. De momento es un aplazamiento sine die que abre la puerta a que se prorroguen los de 2017, como de hecho ya ocurrió este año ante las dificultades que tuvo el gobierno para sacarlos adelante en el Congreso, cuando no logró los apoyos necesarios hasta mayo. En la red, periodistas, economistas y políticos resaltan que se trata de una consecuencia de la tensión producida por la crisis catalana, especialmente en vísperas del referéndum del 1-O, señalando que la actuación del gobierno en Cataluña está “alejando” al PNV. Algunos señalan que el PP aún tiene hasta el 15 de octubre para presentar los Presupuestos o que incluso el Partido Nacionalista Vasco podría terminar aprobándolos si se suaviza la tensión tras el 1-O o si logra más contrapartidas. Pero vuelve a surgir el fantasma de que España se quede sin debate este año y otra vez con unos presupuestos prorrogados para 2018, con el impacto en la imagen exterior que esto tendría y el fracaso político que supone.

https://twitter.com/josecdiez/status/912726448791748608

Maria Tadeo, de Bloomberg: “El ministro de Haciendo no presentará proyecto de presuùestos en medio de la crisis catalana. No tiene suficientes votos para que que a pruebe. Necesita a los vascos que son muy sensible a la autonomía de gobierno”.

Print Friendly, PDF & Email