El discurso de Pedro Sánchez delante de una enorme bandera de España ha provocado un gran revuelo. En la red, periodistas, analistas y políticos señalan que el mero hecho de que sea noticia es indicativo de que el uso de la bandera española no está “normalizado” y confirma el problema de España con sus símbolos. Algunos critican que el PP la ha patrimonializado durante años y otros que el PSOE pareciera acomplejado por ella. Se destaca que el gesto de Pedro Sánchez puede significar un punto de inflexión, aunque con algunos riesgos e incomprensiones.