El registro, con detención incluida, por sospecha de blanqueo contra Rodrigo Rato, ex vicepresidente español y ex director del FMI, es desmenuzado en la red por periodistas, políticos y jueces. Se señala la operación pone en el ojo del huracán a Rato y su actuación. Pero algunos apuntan a que el propio PP podría estar usándole de chivo expiatorio. Y sobre todo se subraya que el caso amplía el foco sobre la cuestionada amnistía fiscal de 2012, de la que se beneficiaron 700 políticos.

Elisabeth O Leary, de Reuters: “El ex-jefe del FMI, Rato, anterior modelo de virtud, en investigación preliminar sobre corrupción. Otra verguenza para el partido que gobeirna en España”.

Mathieu deTaillac, de le Figaro: “El jefe de filas del PSOE reclama la dimisión del ministro de Hacienda, artífice de la amnistía fiscal de la que se benefició Rato.