La decisión de la Justicia belga de rechazar la orden de extradición para los consellers catalanes Meritxell Serret, Toni Comín y Lluis Puig es analizada y valorada en la red por periodistas, políticos, juristas y corresponsales extranjeros. Se destaca que se trata de todo un “revés” y “fracaso” para el Juez Llarena, especialmente porque el motivo aducido por Bélgica para el rechazo es un defecto de forma. Algunos también señalan las implicaciones que esta decisión puede tener para el caso de Puigdemont y también se critican aspectos internos del procedimiento de euroorden. Pero en general, la idea predominante es que todas estas actuaciones suponen un desprestigio para la imagen de Llarena, de la justicia española y de la propia España.

Raphael Minder, del New York Times: “La Jusiticia belga rechaza la petición de extradición de tres ex miembros del gobierno de Puigdemont. Esto acaba con las esperanzas de los jueces españoles de juzgar a todos los políticos catalanes imputados (salvo que los tres salgan de Bélgica, como Puigdemont en marzo).”

https://twitter.com/mdetaillac/status/996685748622516225

Mathieu de Taillac de Le Figaro: “La Justicia belga rechaza entregar a España  los ministros catalanes que reclamaba el Supremo. Defecto de forma en el mandato de arresto europeo emitido por España. Un fracaso del juez español. Y pronto sabremos si Puigdemont habría hecho mejor quedándose en Bélgica o si Alemania seguirá este movimiento.”

Print Friendly, PDF & Email