La absolución de la Infanta Cristina en el caso Noos -aunque con multa por “partícipe a título lucrativo”- y la pena de seis años de cárcel para su marido, Iñaki Urdangarín ha disparado la temperatura de la red. Las reacciones de periodistas, políticos y ciudadanos señalan que aunque la hermana del Rey se ha librado de la condena y la sentencia es un “mal menor” para la Casa Real, en el fondo declara probada la corrupción de destacados miembros de la monarquía.

Print Friendly, PDF & Email