El diario galo detalla en un texto de su corresponsal Mathieu de Taillac el inquietante descenso de natalidad que sufre España desde 2008, año del estallido de la crisis. Y apunta que no hay “amortiguadores sociales” en España que impidan que una crisis provoque una caída de población.

Un bebe nacido en Murcia
(Foto: Flickr/USPHospitales)

Le Figaro señala: “En España, la coincidencia salta a la vista. Entre 2000 y 2008, la tasa de fecundidad española aumentó constantemente de 1,2 a 1,4 hijos por mujer. Luego, en 2008, la tendencia se ha invertido bruscamente, y la curva se ha reducido a 1,3 en 2011. 2008 marca precisamente el inicio de la crisis económica. Desde entonces, el número de desempleados ha aumentado de manera constante y la fecundidad ha bajado. En 2011, nacieron 470.553 bebés lo que representa una caída del 3% en comparación con 2010 y hasta el 9,2% respecto a 2008, según el Instituto Nacional de Estadística.”

Y añaden: “¿Más allá de esta coincidencia de curvas, hay relación de causa-efecto? Según una encuesta reciente, el 70% de los españoles confirman el retraso de la concepción de un hijo debido al entorno económico. Asimismo, el 80% de las mujeres y el 56% de los hombres creen que la crisis ha afectado al número de hijos que desean tener.”

El texto resalta: “No existen en España los amortiguadores sociales que en otros países pueden impedir que la crisis económica provoque una caída inmediata de la población. Según un estudio de la Fundación RedMadre -una asociación de natalidad opuesta al aborto- España aparece en la cola de los 24 países europeos en cuanto a prestaciones familiares, bajas de maternidad o plaza en los jardines de infancia y guarderías.”

[Leer el artículo completo en Le Figaro]

Le Figaro es un diario francés de ámbito nacional que se edita desde 1826. Es el más antiguo de Francia y una de sus cabeceras más Pertenece a Groupe Figaro y fue comprado en 2004 por Serge Dassault, presidente del grupo armamentístico del mismo nombre. Su difusión segun la OJD es de 336.841 ejemplares. Su línea editorial es de derecha o centro derecha y recibe subvenciones públicas del Estado. Es también conocido como el diario de los Académicos porque en sus páginas han escrito Balzac, el Baron de Coubertin, Baudelaire, Proust o Dumas.

Print Friendly, PDF & Email