El diario francés se fija en un reportaje de su corresponsal Mathieu de Taillac en las medidas tomadas por el gobierno de Maria Dolores de Cospedal en Castilla La Mancha. Creen que el PP aplica allí con “meses de antelación algunos de los remedios que Mariano Rajoy podría recetar para España”. Y explican “en el menú: rigor”, detallando los recortes a funcionarios, farmacias, educación y sanidad.

Dolores de Cospedal
(Foto: Flickr/Partido Popular)

Le Figaro explica: “Los socialistas llaman a la región “el conejillo de indias de la derecha.” Los conservadores en cambio ven ahi “un ejemplo para España”. Porque Castilla – La Mancha está gobernada desde junio de 2011 por la Nº2 del Partido Popular, María Dolores de Cospedal. Después de 28 años de gobierno socialista, el PP incluso ganó por mayoría absoluta las elecciones de mayo. La comunidad autónoma se convirtió de golpe en un símbolo de la alternancia, e incluso en un laboratorio para el PP.”

Y subrayan: “en Toledo, la sede del gobierno regional, los conservadores aplican con meses de antelación algunos de los remedios que Mariano Rajoy podría recetar para España. En el menú: rigor. Desde las primeras semanas, la “Presidenta”, ha publicado cifras y dado a conocer su juego. La región, endeudada con la friolera de 6.600 millones de euros – 18,3% del PIB -, debe apretarse el cinturón. Cospedal anunció a finales de agosto una reducción del 20% del presupuesto de 1.800 millones entre 2011 y 2012″.

“A principios de diciembre, la Secretario General del PP ha puesto en marcha un segundo plan de austeridad: hay que ahorrar 350 millones adicionales. Toledo, que fue la capital de España durante casi mil años, se está convirtiendo en la capital de la austeridad” recogen.

El diario apunta como: “La cura de rigor es apreciada por los votantes … cuando afecta a la administración”. Explican que Cospedal sacó a subasta los coches de lujo oficiales obeteniendo  300.000 euros: “El gobierno, de golpe se siente más cómodo para imponer sacrificios a sus 70.000 funcionarios. Estos tendrán que trabajar 2h30 más a la semana y el salario se reducirá en un 3%.  Los empleados públicos, sin embargo, no son los únicos afectados. La educación y salud, que se llevan la mayor parte del gasto de las regiones españolas, sufren los recortes más duros del presupuesto.”

“Además de la austeridad, el futuro presidente del gobierno español se ha comprometido a buscar la unidad para sacar al país de la crisis. La semana pasada, Cospedal convenció a los socialistas para votar con los conservadores una ley regional que facilitará el trabajo de empresarios y PYMES. Tal consenso, en todo el país, sería muy útil para Mariano Rajoy” sostienen.