“Al igual que está ocurriendo con los discos de vinilo y los bigotes, los bancos españoles están volviendo a situarse entre los más populares del mundo, lo que está desafiando las expectativas de los más optimistas“.

 


(Foto: flickr/Lord Ferguson)

 

“Los precios de las acciones de Banco Santander, BBVA y Caixabank han subido entre el 30 y el 60 % desde los mínimos registrados a finales de junio. Las acciones del Banco Popular han aumentado más de un 70% desde entonces, mientras que las de Bankinter lo han hecho alrededor del 75 %”.

“Al menos, una parte importante de este rally alcista se debe al interés del dinero estadounidense y otros inversionistas extranjeros, lo que sugiere que la preocupación internacional sobre la situación crítica del sector que existía el pasado año, ya ha terminado. Esta sensación ha sido validada, al menos en parte, por parte de las agencias de calificación y también de organismos como el Fondo Monetario Internacional, que han elogiado reiteradamente la transformación del mercado bancario de España”.

“Sea como fuere, el aumento del interés de los inversores refleja un cambio de actitud hacia la economía española, que ha salido ya de una recesión de dos años. El retorno a este nuevo clima de confianza ha sido auspiciado por el sector bancario que ha vuelto a beneficios desde el mes de  junio, gracias en parte al fin de las provisiones, lo que conlleva un importante cambio con respecto a las pérdidas reflejadas a estas aturas del año pasado”.

Leer artículo completo en Financial Times

Print Friendly, PDF & Email