Cuando el presidente Obama recibe a alguien oficialmente en la Casa Blanca, su equipo suele permitir que durante un tiempo los reporteros gráficos de distintos medios de comunicación tomen imágenes. Es lo que se llama en EEUU “photo opportunities” o “photo-op” (oportunidad para hacer fotos). Pero lejos de ser una escena glamourosa o tranquila, lo habitual es que haya varias decenas de fotógrafos y cámaras acreditados y… haya que trabajar literalmente a la carrera.

Según revela este video grabado por Stephen Crowley, del New York Times, en ocasiones los reporteros tienen que correr hasta el Despacho Oval y tomar sus fotos de una reunión -en este caso de Obama, Joe Biden y el Secretario del Tesoro Timothy Geithner- en poco más de medio minuto.

Imagen de previsualización de YouTube

La grabación se publica en el nuevo blog del NY Times llamado Lens y dedicado en exclusiva al fotoperiodismo. Crowley cuenta algunos detalles curiosos de como funciona el “pool” en la Casa Blanca.

Cuando se programa una “photo-op”, tenemos que esperar en la galería de columnas del Despacho Oval -a veces hasta una hora- arrastrando los pies y hablando de banalidades hasta que el empleado más jóven mueve los dedos y nos llama: ??Pool.? Entramos en tromba al Despacho Oval como un coche en miniatura del que salen decenas de payasos. Un vistazo rápido para ver si el secretario de estado está en la esquina. Enfocar, disparar, comprobar el enfoque, disparar otra vez…

El presidente puede hacer un comentario a los fotógrafos (“Espero que al menos haya una buena, dice Obama). Los miembros más jóvenes del equipo empiezan a mover la cabeza, incordiados por los descuidos, y siete segundos despues en medio de la cacofonía de cámaras haciendo click, cantan: ??Gracias pool.? La salida es por la izquierda”. (Fuente: Prensa preventiva)

Print Friendly, PDF & Email