El diario aleman detalla el proyecto de prospecciones petrolíferas de Repsol en Fuerteventura y Lanzarote, un destino que atrae a millones de turistas alemanes, británicos y de otras nacionalidades. La crónica es de su corresponsal Martin Dahms y recoge las masivas protestas locales contra la fiebre del petroleo.

Frankfurter Rundschau dice: “Muy lejos de Europa, ante las costas del noroeste africano, se encuentran las siete islas españolas que año tras año atraen a millones de turistas alemanes, británicos y de otros países extranjeros – sobre todo ahora en invierno, del que no se percibe nada en Gran Canaria, Tenerife y en las demás islas. Un paraíso turístico con clima africano y confort europeo. Precisamente ahí es donde la compañía española Repsol, junto a la alemana RWE y la australiana Woodside, pretende emprender prospecciones petrolíferas.”

Añade: “En las Islas Canarias, este proyecto ha provocado un gran revuelo. Repsol ya presentó en 2001 una primera solicitud para efectuar prospecciones. Frente a las dos islas más orientales, Fuerteventura y Lanzarote, el consorcio sospecha un yacimiento petrolífero que probablemente sea el más grande que se haya descubierto `en la historia de España´. Cuentan con que podría extraerse como mínimo un volumen equivalente a 900 barriles de crudo. Si los cálculos de Repsol son ciertos, podría cubrirse con ello el 10% de la demanda española de petróleo durante 20 años.”

[Leer el artículo completo en el Frankfurter Rundschau]

Frankfurter Rundschau se fundó en 1945 al ser primer periódico autorizado por las fuerzas estadounidenses en su zona de ocupación. De información general es de tendencia social liberal, fue considerado la voz de la izquierda alemana en los años 60 y 70. De hecho pertenece a la editora DuMont de Colonia y al partido socialdemócrata SPD. Su tirada actual es de 150.000 ejemplares e incluso llegó a los 190.000 en 2001. A pesar de ello y de tener una web exitosa, los ingresos del periódico no han logrado compensar los costes. Y en dicienbre de 2012 se declaró insolvente. Se anunció que sólo seguiría imprimiéndose hasta enero, pero de momento continúa editándose.

 

Print Friendly, PDF & Email