Iberdrola quiere cerrar dos centrales de carbón para invertir en renovables. Pero en lugar de ser alentada por el gobierno, en España se intenta evitar estas clausuras por el temor a un alza en el precio de la luz. Una “paradoja”, según la cadena francesa de televisión que le dedica un reportaje al asunto. Las trabas que está poniendo el gobierno español al cierre de las centrales de Velilla del Río y Lada ya fueron denunciadas por Le Monde que lo calificó de “situación sorprendente” para un país europeo.

En el exterior este pulso que mantienen Iberdrola y el ejecutivo llama aún más la atención cuando el Europarlamento acaba de aprobar una propuesta que pide a los países miembros que el 35% de toda la energía que se consuma en Europa en 2030 provenga de fuentes renovables, cuando los gobiernos de los 28 querían dejar la cifra en un 28%.

France TV se fija en particular en la central de Velilla del Río, en Palencia que “tiene los días contados”. Resalta que su dueño, Iberdrola quiere cerrarla, pero “paradójicamente” en este caso es el gobierno español el que se opone. Visita la central y entrevista a su director que tiene la misión de desmantelarla porque debido al precio del carbón ya no es rentable. Recuerda que se trata de una instalación construida en 1965 “muy contaminante y que parece obsoleta” y que se  había un acuerdo de todos los afectados para cerrar la central a finales de 2018 y recolocar a los 80 trabajadores en el sector renovable.

Pero el reportaje enfatiza que el gobierno español a pesar de que haber firmado los acuerdos climáticos de París, ha anunciado que preparaba un decreto para impedir el cierre. Cita al ministro de Energía, Álvaro Nadal, asegurando que la empresa quiere cerrar la central para aumentar los precios de la electricidad y recoge también la oposición del pueblo de Velilla, cuyo mayor sostén económico es la central. Menciona asimismo las acusaciones de los ecologistas que denuncian que el gobierno español parece anclado en el pasado. Y concluye que el pulso se mantiene abierto, avisando de que puede intervenir la UE recordando a España sus compromisos en medio ambiente.

France Télévisions es el grupo de TV públicas galo constituido en 2002 al unirse bajo una misma presidencia los canales Antenne 2 y France 3 junto con France 4, France 5 y el servicio internacional. No emite publicidad y se financia gracias a una tasa que se cobra a operadoras de telecomunicaciones y a parte de los ingresos publicitarios de los canales privadas. Tiene más de 10.000 empleados. En 2015, el grupo acumuló casi un 30% de la audiencia televisiva gala, siendo France 2, su canal más visto con un 14,30% de share.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

 

Print Friendly, PDF & Email