Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Es una noticia excelente. Zapatero y Rajoy debatirán. Cada cual podrá verlo en la cadena de televisión que desee. Los partidos ni imponen ni excluyen, y será un éxito para quien tiene que serlo: el propio debate y el derecho de los ciudadanos. Esperamos que la decisión tomada sirva ya para el futuro y nos ahorremos todos una disputa. Será, naturalmente el primer asunto que abordemos.

 Imagen de previsualización de YouTube

 Pero hay otro tema, que hoy ha convertido a “Cuatro” en protagonista, y sobre el cual tenemos alguna cosa que decir. Nos referimos a las palabras pronunciadas por Zapatero en esta casa después de la entrevista y que han provocado un gran revuelo. Lo principal que tenemos que decir es que fue un descuido, un descuido nuestro y que por el debemos pedir disculpas a nuestro invitado. Fue fallo de mal anfitrión. Aquí debía acabar todo, porque el contenido de la confidencia es de lo más convencional. Estaba en la línea de lo que todos los comentaristas venían considerando evidente: que el PSOE aspiraba a movilizar. Un comentario en modo alguno relevante, al que no concedimos ni concedemos la menor importancia. Bien es verdad que nosotros, los becarios imberbes, no tenemos la profundidad de mirada de algunos colegas, que son capaces de ver crecer la hierba, incluso la que no hay. Pero, sin una gran lupa y un espejo deformante lo que dijo el Presidente no tiene nada de particular. El alboroto organizado esta mañana no pone en evidencia a Zapatero, pone de manifiesto el potencial de fuego de quienes, con muy poquita cosa, organizan una cruzada. Como contra la intoxicación no hay nada mejor que la información, hemos pensado escuchar juntos lo que se dijo, con claridad de sonido, y ustedes juzgarán si eso es -como hoy se ha dicho- el anuncio de una magna ofensiva crispadora o, por el contrario, la prueba de que algunos quieren envenenarlo todo. Confiamos en que el Señor Presidente no lo entienda como un segundo desaire, sino como la forma más rápida de poner punto final a un falso problema.”