El diario británico destaca que la percepción de la situación económica de España ha cambiado y las expectativas para el futuro son “brillantes”. Pero advierte de la existencia de una “nube: la pérdida de impulso de las exportaciones. El análisis de su corresponsal Tobias Buck apunta que España “necesita que vuelva a bullir su maquinaria exportadora” para que no se tambalee la recuperación.

Financial Times explica: “Las noticias económicas han cambiado y también los juegos de palabras. Para los titulares y analistas, `Spain´ ya no rima con `pain´ sino con `gain´. Pero entre la euforia general hay analistas que advierten que la recuperación española está mostrando signos de perder impulso donde es más importante: las exportaciones. De acuerdo con los últimos datos, las exportaciones descendieron en mayo un 1,3% comparado con el mismo mes hace un año. Este descenso no es un hecho aislado. Antaño consideradas como una escasa luz en tiempos de penumbra, las exportaciones han pasado a ser desde uno de los principales conductores de la economía española hasta uno de sus principales lastres. Descendiendo las importaciones mucho más rápido de lo esperado, el déficit comercial español está otra vez hinchándose.”

Añade: “La recuperación de la demanda interna y el consumo privado son de hecho signos positivos, pero es difícil ver cómo pueden mantener la recuperación económica del país cuando España aún está lidiando con una elevadísima tasa de desempleo y una creciente deuda pública y privada. De uno u otro modo, España necesita que vuelva a bullir su maquinaria exportadora. Fue la fuerza de su sector exterior la que devolvió al país a la senda del crecimiento y lo sacó de la recesión. Sería una cruel ironía si la recuperación fuera a tambalearse ahora porque esa tendencia se invirtiera.”

[Leer el artículo copleto en Financial Times (pago)]

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y hoy pertenece a Pearson PLC, una compañía que también posee la mitad de la revista The Economist y en octubre de 2012 se fusionó con el grupo alemán Bertelsman (y se especuló que el diario podría ser vendido).  En julio de 2012, tenía 600.000 suscriptores y 4,8 millones de usuarios registrados en su website que a su vez recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)