El diario británico destaca que finalmente España parece haber desestimado la posibilidad de introducir un tributo para ricos. El Financial Times explica que Rubalcaba ha planteado la posibilidad de recuperar el impuesto de patrimonio, pero el gobierno ha declarado que no hay tiempo para aprobarlo antes del 20N y se ha centrado en la reforma constitucional.

 

El Congreso de los Diputados
(Foto: Flickr/vicsaaez)

La crónica que firma Victor Mallet dice: “España ha seguido el ejemplo de Italia y se ha alejado de un impuesto sobre el patrimonio que incrementaría los ingresos del gobierno y obligaría a los ricos a soportar más la carga de austeridad económica. En una entrevista de radio el jueves, José Blanco, ministro de Fomento y Portavoz del gobierno socialista, no descartó revivir el impuesto sobre activos que se abandonó en el año 2008, pero dijo que el tema no se estaba discutiendo en el gabinete. Y también aseguró que no hay tiempo para pasar algun tipo de impuesto para ricos en el parlamento actual.”

El Financial Times recuerda que “España abandonó su impuesto sobre patrimonio como parte de un intento por impulsar el crecimiento. El impuesto, con una participación en los activos de los residentes del 0,2-2,5% al año, recaudó 2.100 millones de euros de alrededor de 1m de personas en su último año, pero fomentó la fuga de capitales y la evasión de impuestos?.

“Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato presidencial de los Socialistas para las elecciones de noviembre, ha planteado la posibilidad de fijar algún tipo de impuesto sobre el patrimonio, y los ministros del gobierno parecía que iban a hacer un anuncio al respecto la semana pasada. Sin embargo, los políticos en su lugar han centrado su atención en una enmienda a la Constitución que ahora se está debatiendo en el Parlamento español y que recortaría la deuda pública y consolidaría la prudencia presupuestaria a partir del 2020.” dicen.