El diario británico sostiene en un editorial que la salud de la democracia española depende de que la clase política demuestre que ha aprendido de sus errores y reforme unas estructuras que han permitido que florezcan la corrupción y el despilfarro. El texto titulado: “Sorry does not expunge Spain’s political scandals” señala especialmente a las “redes de influencias” entre políticos y banqueros o empresarios, sobre todo a nivel regional.

Financial Times sostiene que con cada nuevo caso de corrupción se va destapando un “preocupante cuadro” de estructuras políticas nacionales y regionales plagadas de prácticas inapropiadas, cuando no, abiertamente ilegales. Y señala que en España la corrupción y el despilfarro florecieron gracias a las oscuras redes de influencia que conectaban a los políticos con banqueros y empresarios, especialmente en las autonomías y contra las que un sistema judicial semi-politizado e ineficiente no actuó durante demasiado tiempo.

Apunta que la percepción pública de la corrupción jugará un papel importante en las próximas elecciones generales, pero pide a PP como PSOE que “resistan la tentación” de ver el problema con las “estrechas lentes” de la ventaja política. Advierte que la clase gobernante española tiene como máxima responsabilidad demostrar que ha aprendido de su mal comportamiento en el pasado porque la salud de la democracia española depende de ello.

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y hoy pertenece a Pearson PLC, una compañía que también posee la mitad de la revista The Economist y en octubre de 2012 se fusionó con el grupo alemán Bertelsman (y se especuló que el diario podría ser vendido).  En 2014  su circulación combinada de pago rozaba 677.000, el mayor número de lectores de su historia (210.000 periódicos en papel vendidos y 445.000 suscriptores on line). Y su website recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email