Una declaración de independencia tras el 1-O carecería de legitimidad política y lo que deberían hacer España y Cataluña es abrir negociaciones para actualizar la versión autonómica de la región, siendo el Estatut de 2006 un buen punto de partida. Este es el análisis que hace el editorial del prestigioso diario económico británico sobre el conflicto catalán. Considera que los argumentos legales contra el referéndum que quiere organizar la Generalitat “favorecen al estado central” y añade que al no haber un nivel mínimo de participación para validar la consulta cualquier proclamación independentista en estas circunstancias no tendría legitimidad.


El Financial Times recuerda las palabras de Ortega y Gasset sobre el “problema perpetuo de Cataluña que no se puede resolver y sólo se puede conllevar” y considera que en la España actual hace falta una dosis de la sabiduría y sentido común del filósofo. En este sentido señala que la Generalitat sigue presionando para organizar el referéndum del 1-O a pesar de que ha sido suspendido por el Constitucional y contraviene el artículo 2 de la Carta Magna. Considera que los argumentos legales favorecen al gobierno central, en este disputa, pero además señala que la coalición de JxS y la CUP que gobierna Cataluña ha seguido adelante con su agenda independentista a pesar de que las elecciones de septiembre de 2015 no obtuvieron la clase de mayoría democrática apropiada para un asunto de tanta importancia.

El editorial resalta también que la ley del referéndum aprobada el pasado 6 de septiembre no incluye un nivel mínimo de participación para resultar válido. Señala que esto podría llevar a que una minoría del electorado desencadenada una declaración de independencia y advierte de que en estas circunstancias una declaración semejante carecería de legitimidad política. Señala asimismo que el 1-O no se puede comparar con referéndums como el de Quebec o Escocia que se celebraron con el consentimiento de los gobiernos centrales, ni con la independencia de las ex-repúblicas soviéticas. Y avisa de que aunque los independentistas puedan tener la esperanza de que el gobierno de Rajoy reaccione con tanta dureza que les permita “pintarse como víctimas de la represión política, el paso esencial para ambas partes sería abrir negociaciones en serio para actualizar la autonomía de Cataluña y un buen punto de partido sería el Estatut de 2006.

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y desde julio de 2015 pertenece a Nikkei, el mayor grupo editorial japonés que edita el diario del mismo nombre, que lo adquirió de Pearson su dueño durante 58 años.  En 2015  su circulación combinada de pago supera ya los 720.000 ejemplares, el mayor número de lectores de su historia, teniendo desde 2012 más suscriptores on line que en papel (70% vs 30%) y teniendo mayor circulación en el extranjero que en Reino Unido. Su website recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email