El diario británico señala en una crónica de su corresponsal Tobias Buck que el gobierno español, ya sacudido y  sumido en problemas por la crisis y las denuncias de corrupción, ha avivado una nueva controversia política sobre el aborto. Recogen que Madrid ha dejado claro qe quiere endurecer la ley “liberalizada” en 2010 por el anterior gobierno socialista. El Financial Times apunta que con este movimiento, Rajoy busca reforzar la base conservadora del PP.

El artículo del Financial Times

Financial Times asegura: “Ya sacudido por la profunda recesión española y el creciente paro, el gobierno de  centro derecha de Mariano Rajoy está ahora avivando otra controversia política con un proyecto que pretende revertir el liberal régimen sobre el aborto del país. Madrid aún no ha presentado una propuesta formal, pero ha dejado claro que desea cambiar a un sistema en el que las mujeres ya no puedan elegir libremente si abortan o no durante los primeros meses.”

Explican: “Los abortos sólo se permitirán en casos de violación y cuando exista peligro para la salud física o mental de la madre. Este proyecto ha suscitado controversias cuando ya el gobierno se enfrenta a las críticas sobre su gestión de la crisis económica y los escándalos de corrupción que lo asaltan. Según los analistas, el proyecto para endurecer la ley del aborto refleja el deseo de Rajoy de reforzar la base conservadora de su Partido Popular.”

El texto apunta: “La Iglesia Católica española, que sigue siendo una formidable fuerza política en el país, lleva tiempo haciendo campaña para revertir la ley del aborto de 2010, Aunque los críticos de Alberto Ruiz Gallardón señalan que este proyecto no hará nada para que descienda el número de abortos, teniendo como coste una profunda reducción en los derechos de las mujeres. Fuentes oficiales gubernamentales insisten en que Rajoy no hace otra cosa que aplicar su programa electoral.”

[Leer el artículo completo en The Financial Times (pago)]

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y hoy pertenece a Pearson PLC, una compañía que también posee la mitad de la revista The Economist y en octubre de 2012 se ha fusionado con el grupo aleman Bertelsman (se especula con que el diario podría ser vendido).  En julio de 2012, tenía 600.000 suscriptores y 4,8 millones de usuarios registrados en su website que a su vez recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.