El diario británico apunta en un artículo de Miles Johnson que la mitad de las compañías del Ibex 35 presentan sus resultados anuales en este final de febrero (los últimos días permitidos). Creen que es una mala señal y que es reflejo de que muchas empresas españolas van a anunciar ganancias muy débiles. Advierten ademas de problemas para algunas con su goodwill (fondo de comercio o valor de capital).

La bolsa de Madrid
(Foto: Flickr/Arturomandly)

Financial Times asegura: “Los inversores en empresas españolas se preparan para una de las más siniestras semanas de resultados corporativos en la historia del país ya que casi la mitad de las compañías del índice Ibex 35 reportan sus resultado este miércoles y jueves. Se espera que Bankia, la entidad nacionalizada, revele una pérdida neta de alrededor de 19.000 millones, la mayor registrada nunca en España, mientras los analistas prevén que Telefónica publique una caída de ingresos netos en el cuarto trimestre de cerca del 70%. Y se espera que constructoras como FCC y Acciona también anuncien débiles ganancias.”

Añaden: “La carrera por reportar las ganacias anuales -programadas en los últimos días permitidos para que las empresas informen de ellas- llega cuando el sentimiento de los inversores hacia España ha mejorado en gran medida. Pero `que casi la mitad de las empresas del Ibex 35 informen en los dos últimos días de febrero es claramente una mala señal´, apunta Ignacio Méndez Terroso, jefe de estrategia de Mirabaud en España.”

Y destacan otro problema: “Las renovadas presiones sobre las empresas para que den cuenta adecuadamente de su goodwill (fondo de comercio o valor actual de capital)  en los balances podría causar un dolor de cabeza adicional para varias grandes empresas que hicieron grandes adquisiciones a cuenta de su deuda antes de la crisis financiera. Algunas podrían ser presionadas por auditores para aprobar amortizaciones significativas que en algunos casos podrían hacer necesario obtener más capital”. El texto menciona en este terreno a empresas como Grupo Prisa, Telefónica, Grifols o Abertis.

[Leer el artículo completo en The Financial Times]