Un proyecto de investigación de la Universidad Nacional de Yokohama y NTT DoCoMo ha roto una nueva barrera de la realidad virtual y ha desarrollado un sistema mixto, con una gafas 3D y un robot humanoide que simula el sentido del tacto como hasta ahora nunca se había conseguido. El usuario no necesita ningun guante, sino que con su propia mano puede tocar al androide e interactuar con él y… a traves de las gafas de realidad virtual tiene la sensación de hacerlo con una persona real.

Imagen de previsualización de YouTube

La revista QUO se ha hecho eco del descubrimiento poniendo el acento en sus posibilidades para realizar fantasías sexuales, pero U-Tsu-Shi-O-Mi, que es el nombre del invento, es sobre todo un avance para la robótica y la realidad virtual, que abre la puerta a muchas aplicaciones para la vida cotidiana. Ya es posible tocar y relacionarse con un androide, que responde con gestos a ciertos estímulos, teniendo sensaciones visuales simuladas pero reales en lo que a tacto se refiere.

El proyecto ha sido liderado por Michihiko Shoji y ya se ha presentado en ferias como Asiagraph y tiene hasta un canal propio en Youtube. U-Tsu-Shi-O-Mi es un robot de traje verde -como las pantallas de croma- que puede convertirse, vía las gafas de realidad virtual, en un personaje femenino o masculino.

Imagen de previsualización de YouTube