Se llaman Meta Pro y acaban de salir al mercado. Son unas gafas de realidad aumentada que pretenden competir con las Google Glass pero ofreciendo una experiencia mucho más inmersiva. Su superficie de pantalla es 15 veces mayor que en el dispositivo del gigante de las búsquedas y permite interactuar con hologramas en 3D casi como si se estuviera en la película Minority Report o Iron Man.

Entre las cosas que permite el dispositivo creado por la empresa Meta está escribir sin teclado, ni ratón, solo en el “aire” o diseñar con los dedos un objeto que luego se puede imprimir en 3D.

Cuesta 3.000 dólares y ya se puede comprar online. Aunque lo que se ha visto hasta ahora es sólo el prototipo y los clientes no recibirán las gafas hasta el próximo verano. De hecho la empresa asegura que las gafas definitivas serán más ligeras y con un diseño más elegante que el modelo que se ha presentado.

Imagen de previsualización de YouTube