Alica Gamez en la Caravana 2008

Alicia Gamez, la cooperante de Barcelona Acció Solidaria, ha sido liberada hoy. Los terroristas de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) han optado por una estrategia que ya han seguido otras veces: liberar primero a las mujeres.

La española Alicia Gamez de 35 años ha estado secuestrada más de 100 días. Sus compañeros masculinos, los españoles Albert Vilalta y Roque Pascual siguen de momento en manos de los terroristas. Recientemente la rama magrebí de Al Qaeda informó que para liberar a los rehenes españoles exigía ahora la excarcelación de un número indeterminado de presos islamistas de la cárcel de Nuakchot (Mauritania). Esto podría dificultar las negociaciones.

AQMI ha optado esta vez de nuevo por poner en libertad a las mujeres y mantener retenidos a los hombres. Algo parecido hicieron en abril de 2009 cuando la alemana Marianne Petzold y la suiza Gabriela Barco, fueron puestas en libertad mientras el marido de esta última, Werner Greiner, siguió secuestrado.

De hecho todo indica que los terroristas mantienen algun tipo de separación entre sus rehenes por sexo. En las primeras informaciones que confirmaban la liberación a Alicia Gámez, la vicepresidente Fernandez de la Vega aseguró que ella no compartía estancia con Vilalta y Pascual. Y las rehenes Petzold y Barco relataron tras su liberación que tenían prohibido dirigirse a sus secuestradores y que se comunicaban con ellos por intermediación de sus compañeros masculinos.

Alicia Gamez fue secuestrada el pasado 29 de noviembre de 2009 junto a sus compañero Albert Vilalta y Roque Pascual. Los tres formaban parte de la caravana solidaria organizada por la ONG BAS. La cooperante era además la encargada de actualizar el blog de la expedición. El año anterior también participaron en esta caravana. Un video en Youtube muestra imágenes de Alicia Gámez y Roque Pascual.

 

Imagen de previsualización de YouTube

Actualización: En un primer momento se informó también de la liberación de la italiana Filomena Kabouree, aunque más tarde fue desmentido por la prensa italiana.

Print Friendly, PDF & Email