BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

EL PAIS profundiza hoy en la información que publicábamos el jueves en radiocable.com: El gobierno afirma que está tratando de blindar la decisión de Garoña mediante una ley, para evitar posibles modificaciones ante un eventual cambio de  Ejecutivo.

Digo “afirma” porque fuentes de Industria, a las que hemos consultado en radiocable.com, desconfían de que algo de esa naturaleza pueda hacerse de forma completamente irrevocable. Honra al gobierno intentarlo, claro está. Pero le habría honrado mucho más cerrar la Central en 2011, cuando se había comprometido. Y el problema no es menor, puesto que las consecuencias son importantes. Joan Herrera, lo describe hoy, en EL PAIS, así:

“Dicen que toma una decisión salomónica, pero quien gana es claramente el lobby nuclear, permitiéndole superar la barrera del tiempo para el que fue construida esta central. […] Si Zapatero ha fallado es porque, en éste como en más temas, ha querido abordar el debate desde una posición más estética que estratégica.

En Moncloa aseguran que las presiones han sido muy fuertes y que las consecuencias económicas habrían sido nefastas.

Pero EL PAIS da cuenta en un texto de Fernando Garea, de algo mucho mas inquietante, los cálculos políticos:

las últimas semanas han sido malos tiempos para sus relaciones con la izquierda.[…] Se produjo el anuncio de reforma fiscal y la posterior marcha atrás, la aprobación de la ley de asilo rechazada por la izquierda, la limitación de tapadillo y pactada con el PP de la justicia universal y el inicio de la tramitación de la ley de inmigración, más restrictiva que la anterior. […]  Y ahora ha llegado el cierre de Garoña aplazado hasta la siguiente legislatura, dejando en manos del que gane las generales la posibilidad de rectificarla.[…]

[…] en la decisión de Zapatero hay otras dos claves políticas vinculadas al calendario, según el PSOE: las municipales y autonómicas de 2011 y las generales de 2012. Para las primeras, el cierre previo de la central hubiera supuesto aniquilar las ya de por sí escasas opciones del socialista Oscar López en Castilla y León y de todos los candidatos a alcaldes de la zona. La segunda supone que el PP comparecerá en las urnas con la bandera nuclear y el PSOE con la antinuclear y, según las encuestas, la mayoría es contraria a este tipo de energía…

Es decir, que también ha pesado el cálculo electoral. Sin embargo, la experiencia demuestra que cuanta más determinación y compromiso muestras con un objetivo (la salida de Irak), más te premia el electorado, -incluso aunque hayan creido que se trataba de evidentes errores, como con la negoción con ETA. Zapatero parece haberlo olvidado y parece estar bailando ideológicamente de un lugar a otro del Congreso.

Es verdad que en lo laboral y lo económico se han impulsado políticas equilibradas, pero la ideología no está solo en la economía. En estos asuntos es muy importante la definición porque los ciudadanos lo perciben muy rapidamente: o se es progresista o conservador simpático. Y ambas cosas no pueden ser.

Uno debe hacer el trabajo que le ha sido encomendado en las urnas. Sonriendo, pero con determinación. Eso sí que es siempre productivo.

Print Friendly, PDF & Email