Los resultados trimestrales de las grandes empresas españoles siguen siendo examinados al detalles por los medios extranjeros. La agencia británica recoge los de Gas Natural Fenosa y la constructora ACS. Sobre la primera destaca que la fortaleza de su negocio de gas en America Latinaha compensado la caída del negocio en España. Sobre la segunda, en cambio recogen los problemas para cumplir las metas de reducción de deuda.

Sede de Gas Natural Fenosa
(Foto: Flickr/Uggboyhuggirl)

Reuters resalta que “la española Gas Natural mantiene sus objetivos de beneficios para 2012 tras el aumento del 5,2% en sus ganancias en el primer trimestre, gracias a una reducción de los costes financieros. Gas Natural Fenosa afronta la contracción de la demanda de empresas y consumidores afectados por la austeridad en una España en recesión. El mes pasado la compañía dijo que podría tener que cambiar sus objetivos para 2014 como resultado del deterioro de su negocio eléctrico en España, que también se enfrenta a una incertidumbre regulatoria.”

“Sin embargo, su fuerte negocio de gas, particularmente en América Latina, ha ayudado a sostener los resultados del primer trimestre, con un beneficio neto de 407 millones de euros y unas ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) de 1,3 millones de euros” explican.

La agencia de noticias señala en cambio dudas sobre ACS que “la constructora española podría no alcanzar su objetivo de reducción de deuda este año, al decepcionar los resultados de su filial alemana y no generar efectivo suficiente la venta de activos, aumentando las presión sobre la compañía para vender más.”

“ACS, que posee el 54% de la constructora alemana Hochtief, explicó que la deuda neta se elevó a 10,5 millones de euros a finales de marzo. La compañía también tiene 3,7 millones de euros adicionales en pasivos y otros activos. Lo que supera el objetivo de reducción de deuda del presidente ejecutivo Florentino Pérez. Las decepcionantes ganancias y el aumento de la deuda en Hochtief ha complicado la situación financiera de ACS, mientras que una recesión en su mercado doméstico español hace que sea difícil de vender los activos.”