“El Puerto de Vigo tiene fama de ser la mayor lonja pesquera del mundo. Estos días, sin embargo, este bullicioso lugar donde cada día llegan y se van 500 toneladas de pescado y marisco, está atestado de bloques de granito, contenedores y automóviles que esperan para ser embarcados hacia algún lugar del mundo“.

 


(Foto: flickr/Contando Estrelas)

 

Estamos trabajando a plena capacidad, el año que viene vamos a tener que ampliar, asegura Ignacio López-Chaves, presidente de la autoridad portuaria. Las exportaciones a través del puerto han crecido alrededor del 12 por ciento con respecto al año pasado”.

“Otros puertos españoles -informa Paul Ames, para este medio norteamericano- están viendo aumentos similares. Las cifras más recientes del Ministerio de Economía en Madrid muestran que las exportaciones aumentaron un 8,3 por ciento en septiembre, en comparación con un año antes, una tendencia, esta de las ventas en el extranjero, que podría arrastrar la economía española fuera de la recesión más profunda de las últimas décadas”.

Lo que estamos exportando, automóviles, maquinaria, conservas de pescado, granito: es todo importante para la economía, para la creación de empleo, sigue López-Chaves, si el puerto está trabajando bien, significa que tierra adentro también está yendo mejor“.

Leer artículo completo en Global Post