El corresponsal de The Times señala en radiocable.com que ve “insostenible” que Manuel Moix siga siendo el fiscal anticorrupción tras el último escándalo que le afecta. Y enfatiza sobre todo el daño que le hace a la imagen exterior de España, especialmente porque el propio fiscal anticorrupción “no ve ningún problema en tener una sociedad en un paraíso fiscal”, ni tampoco en tener relaciones con acusados en grandes casos de corrupción, como Ignacio González.. Graham Keeley añade que este escándalo se contempla desde el exterior como “otra historia de una corrupción que no parece tener fin” en España, pero además se ve agravado por el hecho de saberse que Mariano Rajoy tendrá que declarar en el juicio de Gürtel: “Esto no sería posible en Reino Unido, solo por ser testigo en un caso de corrupción habría tenido que dimitir”.

Graham Keeley señala: “Recientemente Transparencia Internacional ha advertido de que en España hay un gran problema de corrupción y que el gobierno tiene que hacer más para parlarlo. Pero hoy mismo nos encontramos con que el fiscal anticorrupción tiene parte de una sociedad en un paraíso fiscal. Manuel Moix ha dicho que él informó a Hacienda y ha pagado sus impuestos, por lo que no ve problema. Pero el problema es precisamente lo que pinta esto. Y el debería saber bien que lo esto significa para la imagen de España.”

Sostiene que de hecho el que Moix no vea problema en la revelación de que tiene un sociedad en Panamá es señal del problema: “Un fiscal anticorrupción sabe o debe saber mucho más sobre el tema que la mayoría de la gente. Y el gran problema es la imagen al mundo exterior que da de España que un fiscal anticorrupción no vea ningún problema en tener una sociedad en un paraíso fiscal. Es posible que Moix dimita o sea cesado, pero no pinta bien para la fiscalía en general. Y supongo que hay mucho abogados y fiscales en el departamento de Justicia que se ven dañados por este último capítulo con Moix. Es insostenible que alguien que tiene este trabajo siga en su puesto”.

El corresponsal ya escribió sobre Manuel Moix cuando se supo que había sido recomendado por Ignacio González, sospechoso en un gran caso de corrupción, señala que todo esto, junto con la citación a Rajoy para que declare como testigo en el juicio de Gurtel perjudica a la imagen de España: “En general lo de Moix se ve como otra historia de corrupción que parece no tener fin. Pero además en julio veremos al primer ministro de España declarando en el juicio de un gran caso de corrupción. Hablé con un diplomático que me dijo que si fuera el primer ministro de su país, habría dimitido inmediatamente, solo por ser testigo en un caso así. Y es lo mismo en el Reino Unido. Es inconcebible.”

Graham Keeley añade: “Cuando escribí el artículo sobre Moix e Ignacio González, se lo estaba explicando a la redacción de The Times en Londres y no podían creérselo. Porque parece tan increíble que un fiscal anticorrupción tenga relaciones o al menos está protegido por el sospechoso número 1 en este escándalo y aún mantiene su trabajo. Eso no pasaría en Reino Unido. No sería posible.”

Graham Keeley es el actual corresponsal de The Times en España, donde lleva viviendo desde 2003. Ha colaborado también con otros medios británicos como The Guardian, The Independent, The Observer o Sunday Telegraph. En 2008 ganó el premio de periodismo Leonor de Castilla. Fue el autor, en 2010, del artículo que aseguraba que en España se echaba la culpa a Sara Carbonero del mal inicio de la Roja e Iker Casillas en el Mundial de Sudáfrica. También ha escrito denunciando el hambre infantil en España durante la crisis, señalando que un tercio de las viviendas vacías de toda Europa están en nuestro país, que las compañías solares abandonaban España por Reino Unido o sobre el auge de Albert Rivera, el “abogado que posó desnudo y roba votos a Rajoy”

Print Friendly, PDF & Email