Dos de las publicaciones más prestigiosas del mundo, el semanario británico The Economist y el diario norteamericano The New York Times dedican dos amplios artículos a dos aspectos de la política española. La revista se fija en el consejero madrileño Francisco Granados como un “referente” que sirve para describir el despilfarro del sistema español. El periódico por su parte analiza desde un punto de vista político las posibilidades de la selección española de fútbol en el Mundial.

Para “The Economist“, el político conservador español Granados sirve como arquetipo del ejercicio del poder político en España y en Europa. El artículo que aparece en la columna “Carlomagno” donde se analiza la realidad europea, empieza describiendo las condiciones en que trabaja el consejero de Esperanza Aguirre:  “en un palacio moderno y de buen gusto. Protegido a nivel de calle por hombres en uniformes pintorescos (guardia civil) y arriba por un amplia fila de asesores. Su limusina esperando en la plaza.”

Francisco Granados y Esperanza Aguirre
(Foto: Flickr/PP Madrid)

Utilizando el caso de Francisco Granados, el analisis del semanario desgrana la situación de los funcionarios “que no pueden ser despedidos”. Y cita las palabras del consejero que asegura que aunque ha reducido la flota de vehículos oficiales 125 a 48 “no puedo desahacerme de ninguno de los conductores oficiales”. También se recogen los datos del absentismo entre los funcionarios un 18% y críticas hacia los sindicatos. Todo para argumentar la tesis de que se fomenta el despilfarro en el sistema político español.

El New York Times por su parte se fija en la expectativas de victoria de la selección española en el Mundial de Sudáfrica… como la oportunidad perfecta para que el Gobierno de Zapatero pueda hacer olvidar la crisis. El artículo figura en la sección de deportes, pero habla casi más de política que de futbol. Se hace hincapié en la dificil situación de la economía española -con un fuerte deficit y un paro del 20%- y en como el presidente ha puesto sus esperanzas en poder “enfatizar buenas noticias” con los éxitos de la selección.

El diario estadounidense cita como ejemplo de esa “estrategia” el hecho de que la fecha tope para aprobar la polémica reforma laboral que se está negociando es el 16 de junio… el mismo día en que debuta España en el Mundial.

Se cita además estas palabras de un profesor del IESE: “El deporte en España ha sido mucho más utilizado por los políticos que en otros países.” Y se recuerda que Franco ya capitalizó durante décadas los éxitos futbolísticos del Real Madrid y la selección en los años en que España estuvo aislada diplomaticamente.

Casillas en la Eurocopa
(Foto: Flickr/Juanmin)

Print Friendly, PDF & Email