“Tourists go home, refugees welcome”. Con este titular que emula alguna de las numerosas pintadas anti-turistas y pro-inmigrantes que se pueden leer en la capital catalana, el diario inglés enfatiza cómo muchos barceloneses ven en el turismo una amenaza mucho mayor para la identidad de su ciudad que la que supone la inmigración. El artículo es de su colaborador Stephen Burgen e intenta explicar los motivos de la paradoja de que los bacerloneses “prefieran recibir a miles de inmigrantes pobres que a un millón de turistas ricos”. Señala que las cifras de Barcelona en ambas áreas se han disparado en los últimos años, pero la sensación que se tiene es de que “mientras la inmigración está cambiando la ciudad, el turismo la está desestabilizando”.

The Guardian apunta que la turismofobia alcanzó el verano pasado a varias ciudades europeas como Venecia, Amsterdam, Lisboa o Berlín, pero apunta que a diferencia de éstas, Barcelona se ha opuesto con tanta fuerza a la “invasión de turistas” como ha abrazado la idea de acoger más refugiados. Se hace eco de las pintadas “Tourist go home, refugees welcome” (turistas iros a casa, bienvenidos refugiados), como ejemplo del sentir de la ciudad. Y se pregunta “¿De verdad Barcelona prefiere recibir a miles de inmigrantes pobres que al millón de turistas que el año pasado se gastaron 30.000 millones?”. Responde que en cierto modo es así, porque las cifras de ambas se han disparado en las décadas recientes, pero es el turismo y no la inmigración el que se percibe como amenaza para la identidad de la ciudad.

El artículo detalla cómo Barcelona ha pasado de tener un 2% de población foránea en 2000 a casi un 18% registrados en este 2018 y algunos expertos apuntan que la cifra real de extranjeros podría estar cerca del 30%. Pero enfatiza que no ha habido una única protesta anti-inmigrantes y en general la integración ha sido buena y “ha aportado más de lo que ha quitado en términos de identidad”, según la concejal de Ciutat Vella. En cambio advierte de que “la inmigración ha cambiado la ciudad, pero el turismo la está desestabilizando”. Explica que Barcelona recibió en 2017, 32 millones de turistas y esto está disparando los alquileres, expulsando a los vecinos de sus barrios y saturando los espacios públicos. En este sentido apunta que los inmigrantes son percibidos como parte del tejido social, al trabajar, construir comunidades y contribuir a la ciudad, mientras que los turistas “simplemente la usan”.

The Guardian es un diario británico fundado en 1821 y conocido hasta 1959 como The Manchester Guardian. Su línea editorial es de centro izquierda. Es propiedad del Guardian Media Group, que también edita The Observer, controlado hasta 2008 por The Scott Trust, una fundación sin ánimo de lucro centrada en mantener la independencia del diario. Ahora pertenece a The Scott Trust Limited, una compañía que ya no es una fundación, pero mantiene los mismos preceptos. Fue el diario que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas en Reino Unido que provocó el cierre del tabloide News of the world. Y en 2014 obtuvo un premio Pulitzer por su cobertura del caso Snowden. En julio de 2015 su circulacion era de 171.318 ejemplares, la 4ª entre los grandes diarios, pero su website es el 2º más popular del Reino Unido, solo por detrás del Daily Mail.

Stephen Burgen es colaborador freelance de The Guardian desde 2010. Llegó a España y en concreto en Barcelona en 2001 como corresponsal de The Times, donde estuvo hasta 2008. Posteriormente fue, junto a Carles Puigdemont, fundador y director de Catalonia Today, un periódico de noticias sobre Cataluña en ingles. Ha escrito dos libros, uno de ellos “Walking the Lions” ambientado en Barcelona. En su cobertura de España para The Guardian ha puesto el foco en la “premura” de la Justicia en Cataluña en contraste con el “ritmo glacial” de la corrupción, la popularidad del jamón ibérico en China, o el caso del edificio In Tempo como símbolo de la “locura del boom del ladrillo”, entre otros.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email