Aunque hace 10 años era el “sucio secreto” de Europa, hoy Melilla está considerada un ejemplo de cómo “sellar con vallas” a los inmigrantes, pero esta fortificación reforzada de la frontera ha fracturado a la ciudad y ha creado un limbo legal en el que viven atrapados centenares de jóvenes refugiados menores de edad. Es lo que destaca un reportaje del prestigioso diario británico sobre el enclave español en el Norte de África. Pone de relieve que la valla de Melilla está contribuyendo a mantener “protegida” la frontera sur de Europa, pero ha generado varios problemas sociales en una ciudad cuya razón de ser es la defensa. Y apunta que uno de los que más ha aumentado es el de los “menas”.

The Guardian explica el status “especial” de Melilla que al igual de Ceuta son consideradas “ciudades autónomas” españolas, aunque es el gobierno central quien maneja la mayoría de sus servicios. Pero resalta que son generalmente consideradas como una puerta de entrada a Europa por parte de los inmigrantes desde África. Aunque señala que lo que hace diez años se consideraba uno de los “secretos sucios” de Europa, hoy está considerado un ejemplo de cómo sellar con vallas a los inmigrantes y Europa paga tanto a España como a Marruecos decenas de millones cada año para mantener protegidas sus fronteras del sur.

Pero el artículo resalta especialmente los efectos provocados por la valla que rodea todo el perímetro de Melilla y que ha sido reforzada en los últimos años con una triple estructura y cuchillas. Y enfatiza que en concreto ha dejado atrapados a centenares de menores inmigrantes y refugiados que se encuentran viviendo en un limbo en la ciudad hasta que cumplan 18 años. Detalla que según un informe oficial hay 540 “menas” (acrónimo de menores extranjeros no acompañados) víctimas del vacío legal hasta que se hagan adultos y muchos sobreviven en la calle. Y el número ha crecido “exponencialmente” en los últimos años y ha contribuido a agravar los problemas de una ciudad “fracturada y ansiosa”.

The Guardian es un diario británico fundado en 1821 y conocido hasta 1959 como The Manchester Guardian. Su línea editorial es de centro izquierda. Es propiedad del Guardian Media Group, que también edita The Observer, controlado hasta 2008 por The Scott Trust, una fundación sin ánimo de lucro centrada en mantener la independencia del diario. Ahora pertenece a The Scott Trust Limited, una compañía que ya no es una fundación, pero mantiene los mismos preceptos. Fue el diario que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas en Reino Unido que provocó el cierre del tabloide News of the world. Y en 2014 obtuvo un premio Pulitzer por su cobertura del caso Snowden. En julio de 2015 su circulacion era de 171.318 ejemplares, la 4ª entre los grandes diarios, pero su website es el 2º más popular del Reino Unido, solo por detrás del Daily Mail.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email