En un artículo entrevista del diario británico, el famoso actor Kevin Spacey muestra su más firme rechazo  a la intención del Gobierno de Asturias de cerrar el Centro Niemeyer en Aviles. El interprete estadounidense es embajador del complejo cultural y defiende que ha beneficiado enormemente en tiempos difíciles a la comunidad local y se muestra dispuesto a apoyar “la rebelión local” contra el ejecutivo de Alvarez Cascos.

El Centro Niemeyer
(Foto: Flickr/pdoyen)

El texto de The Guardian es obra de Andrew Todd y explica “en este caso, el encanto de Kevin Spacey tiene algo de embajador: tiene un mensaje político que quiere transmitir. Por qué esta gira internacional toca tierra en Avilés? le pregunto. La ciudad es pequeña, industrial y situada en el extremo noroeste de España. Bueno, todo el mundo espera que vayamos a Barcelona o Madrid. En vez de eso al venir aquí, tal vez podamos ayudar a poner el centro Niemeyer en el mapa y eso es exactamente lo que deberíamos estar haciendo.

“El centro es algo así como un proyecto personal de Spacey: él es uno de sus embajadores culturales (junto con personalidades como Woody Allen, Stephen Hawking y Paulo Coelho), y ha seguido su concepción en estrecha colaboración con su director, Natalio Grueso, viajando a Brasil para conocer su legendario arquitecto de 103 años de edad, Oscar Niemeyer durante el proceso de diseño, visitado el sitio de construcción y asistido al concierto de apertura a cargo de Woody Allen y su banda de jazz de Nueva Orleans detallan.

Pero el diario apunta que “pesa ahora una oscura sombra sobre el centro: de haber abierto sus puertas hace apenas nueve meses y agotarse las entradas para todos los eventos en su primera temporada, ha sido obligado a cerrar a causa de una disputa entre la junta y el gobierno regional de derechas. Los lugareños, que se han beneficiado de un enorme aumento en el turismo en tiempos difíciles, se han levantado en armas, y Spacey está listo para meterse en la pelea”.

The Guardian destaca la reflexión del actor: “Un millón de personas han visitado Avilés desde que el centro abrió sus puertas y ahora el Gobierno regional dice que no está mostrando suficiente cultura asturiana o simplemente que no les gusta. Pues bueno, está bien, pero chicos no useis el argumento cultural, sino el económico. Si deciden detener o retrasar o dificultar a este centro para continuar, creo que habrá una rebelión a cargo de la comunidad local y las empresas, y creo que conseguirá echarles del cargo. “.

Print Friendly, PDF & Email