El nuevo ministro de Economía ha concecido una entrevista al diario financiero británico sobre los planes económicos del gobierno. Sus palabras han tenido una gran repercusión. Además de la entrevista, el Financial Times analiza en otros dos artículos los anuncios más relevantes de Luis de Guindos. Por un lado que el Gobierno prevé que los bancos saquen los 50.000 millones que necesitan para sanearse de sus propias provisiones y por otro que habrá un control ferreo de la austeridad en los presupuestos de las comunidades autónomas.

Luis de Guindo

La entrevista -la primera que da Luis de Guindos a un medio internacional desde que se hizo cargo de su cartera- fue realizada por el corresponsal del Financial Times en España, Victor Mallet. En ella el ministro español se reafirma en el compromiso del gobierno de recortar el deficit al 4,4% y anuncia que pretenden controlar muy de cerca a las autonomías.

“De Guindos, un economista de 51 años que fue el titular de Lehman Brothers para España y Portugal hasta el colapso de 2008, parecía estar chupando limones cuando dio a conocer el viernes la sorpresiva decisión [de que el gobierno subía los impuestos pese a  sus promesas previas de no hacerlo]. Pero ahora ve una oportunidad.” explican.

El FT destaca estas palabras de De Guindo: “Las dificultades de liquidez son en realidad una oportunidad para imponer duras medidas y condiciones para controlar los déficits de las autonomías. Habrá controles a priori. Antes de aprobar el presupuesto los ministros necesitarán obtener luz verde del gobierno central.?

El ministro de Economía también asegura que “el punto central de la reforma laboral tiene que ser la modificación del sistema de negociación colectiva en España. En España, las manera que tienen las empresas de adaptarse a una caída de la demanda es siempre a través de despidos, principalmente de los que tienen contratos temporales, que son sobre todo los jóvenes, lo que explica por qué hay casi un 50% de desempleo entre los jóvenes. Hay un problema desde el punto de vista de la capacidad de las empresas españolas para hacer frente a una caída de la demanda”.

“En España, la caída del PIB durante la crisis estuvo dentro de la media europea, pero ningún otro país, ni siquiera los rescatados, sufrió un deterioro del mercado laboral como el nuestro. Sí, tiene mucho que ver con la construcción, donde el ajuste ya ha ocurrido, pero también con la capacidad de las empresas para adaptarse a las condiciones. Despedir a la gente es la única manera de salir”. De Guindos asegura al FT que la situación actual “es un legado del franquismo y del sindicato único, es el corporativismo”.

Y en cuanto al sector bancario, el ministro asegura: “El total de activos problemáticos de bienes inmobiliarios de acuerdo con el Banco de España es de alrededor de 170.000 millones, de los cuales el 30% ya ha sido provisionado. Si usted toma las valoraciones internacionales, como en el caso de Irlanda, como mucho de lo que estamos hablando es de la necesidad de provisiones adicionales de 50.000 millones [por parte de los bancos en España]. En la gran mayoría de los casos, pueden proporcionarlos ellos mismos de sus beneficios… y no se haría en un año, pero sí a lo largo de varios años…”

“Estos 50.000 millones suponen el 4% del PIB de España. Esto no es Irlanda. Es un orden de magnitud completamente diferente. Tenemos un problema inmobiliario en España, pero se puede manejar…” asegura Luis de Guindos.

Print Friendly, PDF & Email