Al corresponsal de prensa en España le parece “ridículo” y “aburrido” que la Audiencia Nacional persiga delitos en su país, China, cuando en España “sobran los casos no resueltos”. En radiocable.com, Haitong Chen asegura que las denuncias que está investigando el Juez Pedraz en relación con la muerte de ciudadanos tibetanos no “son la realidad” y que la justicia de un país no debe inmiscuirse en asuntos de otro país.

Banderas y pancartas de Tibet y China

Haitong Chen critica que a la Audiencia Nacional “no le importe su cosa propia, pero se interesa por los casos de otros países”. Y preguntado por qué casos están sin resolver en España cita el de la niña Mari Luz. Para el corresponsal, el Juez Pedraz solo persigue conseguir fama internacional.

Se muestra además contrario a la legislación española que permite perseguir delitos de lesa humanidad fuera de nuestras fronteras: “El juez de un país no tiene derecho a juzgar a otro país, a otro gobierno. Es un derecho mundial, es posible que lo tenga la ONU, pero el juez de un país… es increíble”.

Finalmente Haitong Chen niega que las denuncias sean reales y asegura que lo que en realidad sucedió en Tibet, es que algunos delincuentes “quemaron tiendas y mataron a personas. Fueron castigados y ahora están encarcelados. Y muchas personas fueron matadas por ellos. Pero el Juez dice que los tibetanos fueron matados por el gobierno. Es ridículo”.

Print Friendly, PDF & Email