El diario germano analiza en un artículo de Nicole Bastian y Peter Köhler la operación de compra del instituto SEB por parte del Santander, que convirtió a la entidad española en el tercer mayor banco de Alemania. No obstante, señalan que la integración se está prolongando y que la operación aún registra pérdidas.

Una oficina del Santander
(Foto: Flickr/Remo)

Handelsblatt asegura: “Hace ya dos años que la mayor entidad bancaria española compró el mercado de clientes privados del banco sueco SEB en Alemania por 555 millones de euros. Con 7 millones de clientes y 350 sucursales, desde entonces es el tercer grupo bancario más grande en Alemania ?? detrás del Deutsche Bank y del Commerzbank. Un gigante silencioso.”

Añaden: “`La restructuración está tardando más de lo esperado´, declara Ulrich Leuschner, jefe del Santander en Alemania, en su primera entrevista desde la adquisición para explicar el silencio en torno a su casa. ??Pienso que hasta ahora hemos recorrido aproximadamente la mitad del camino´. El Santander ha tenido que adaptar `en gran medida´ las estructuras e impulsar muchos aspectos que en los últimos años quedaron en la estacada.”

El artículo también apunta: “Puede que hasta dentro de dos años no se hagan valer las ventajas de costes”. Y en la entrevista con Leuschner, el jefe del Banco Santander en Alemania también habla sobre negocios aburridos y arriesgados y sostiene: “No participamos en exageraciones”.

[Leer un artículo completo en el Handelsblatt]