El diario aleman analiza en un editorial que firma su corresponsal en España, Anne Grüttner las últimas medidas aprobadas por el gobierno español. Subrayan que la reforma laboral “no es una revolución” pero en combinación con otras medidas va a “modernizar la economía española”. Y creen que “podrían convencer de su buena voluntad a sus socios del euro e inducirles a aplazar la reducción del déficit”.

Mariano Rajoy
(Foto: Flickr/LaMoncloa2012)

Handelsblatt explica: “La reforma del mercado laboral del nuevo gobierno español bajo el presidente conservador Mariano Rajoy, presentada el pasado viernes, no es una revolución. Pero, después de la introducción del tope de deuda y de la aprobación de medidas de saneamiento para el sector financiero, la ley sí es una contribución más a la modernización de la economía española.”

El diario germano considera que “era imprescindible, porque España ofrece actualmente una mala imagen”. Apuntan que la “la ley del mercado laboral anunciada el pasado viernes va más allá de las titubeantes medidas del gobierno socialista antecesor. Nunca antes las condiciones habían sido más oportunas para una renovación general de la economía española.”

“Ahora, cuando los nuevos puestos de trabajo escasean y muchos parados ya no perciben ayudas, habiendo gastado además sus indemnizaciones, se ha pactado en enero un acuerdo histórico entre la patronal y los sindicatos: Las empresas podrán actuar en un futuro de modo más flexible, y en los próximos años los salarios sólo deberán subir de forma muy moderada. Además estarán más vinculados a la productividad que a la inflación, tal y como funcionaba hasta ahora” dicen.

El texto sostiene también que “España tiene mucho que ofrecer al mundo. No sólo jamón ibérico, aceite de oliva, queso manchego, sino la experiencia de las empresas de infraestructura más importantes, como Acciona, ACS y Ferrovial, que son española, el diseño y creaciones textiles de Zara, Mango y Desigual, o un nuevo concepoto de juguetes Imaginarium que está ahora a nivel internacional.  Aunque advierten: “todas estas reformas y cambios no quitan para que en este año la economía española aún va a registrar una fuerte caída, el desempleo seguirá aumentado y la concesión de crédito seguirá menguando.

“Pero las reformas de Rajoy por lo menos podrían convencer de su buena voluntad a sus socios del euro e inducirles a aplazar la reducción del déficit. Esto tiene sentido, puesto que el gobierno anterior incumplió su objetivo de déficit para 2011 en dos puntos, y la economía está cayendo con mucha más fuerza de lo que se barajaba en un principio. En plena recesión es prácticamente imposible reducir este año el déficit en 4 puntos, sin acabar así en una espiral de descenso aún más acusada” concluye Handelsblatt.

Print Friendly, PDF & Email