La prensa extranjera se ha hecho eco de la convocatoria de 22 días de huelga por parte de los trabajadores de aeropuertos españoles en protesta por la privatización de Aena. Los medios británicos han sido especialmente críticos con la medida al interpretar que la huelga afectará y “arruinará las vacaciones” de miles de sus ciudadanos.

un viajero en Barajas
(Foto: Flickr/kamaleonik)

El Daily Telegraph asegura que “millones de pasajeros de líneas aéreas se enfrentan a meses de trastornos después de uqe los trabajadores españoles aeropuerto hayan anunciado planes para una serie de huelgas“. La noticia es tema de portada y recogen que “los paros, que empezarían antes de Pascua, dejarían en tierra cientos de vuelos arruinando los planes de vacaciones de las familias con esperanza de agarrar un poco de sol de primavera… Podrían cerrarse casi todos los aeropuertos del país, incluidos los de las Islas Canarias, un destino muy popular en Semana Santa”.

El Wall Street Journal explica que los trabajadores aeroportuarios “protestan contra los planes del gobierno para vender el 49% de Aena a los inversores privados, ya que temen que pueda dar lugar a despidos masivos. Destaca las declaraciones del presidente de Aena “una huelga sería perjudicial para la economía española” y su petición a los sindicatos de seguir negociando. Y apuntan que “el turismo es una de las industrias más importantes de España y comenzó a recuperarse en 2010 después de un par de años malos”.

The Independent presenta la noticia en formato “preguntas y respuestas” sobre cómo puede afectar la huelga a los turistas británicos. Y explican que la protesta sindical escontra los planes del gobierno para vender los aeropuertos ante el temor de que esto podría repercutir en sus puestos de trabajo. Y probablemente tengan razón: en la actualidad gozan de condiciones relativamente benignas. Si Aena fuera vendida a grandes empresas de infraestructura como las que dirigen la mayoría de los aeropuertos grandes de Gran Bretaña, se enfrentarían a demandas de productividad mucho más exigentes”.

La BBC se hace eco de la amenaza de huelga y considera que “los viajeros rumbo a España pueden enfrentarse el caos en Semana Santa“. Explican las reclamaciones de los sindicatos que denuncian que con la privatización habrá “pérdidas de empleo, peores condiciones de trabajo  y servicios reducidos“. Y destacan que “responbsables de turismo y líneas aéreas están pidiendo a ambas partes que actuen con responsabilidad, advirtiendo que una huelga en temporada alta podría causar un perjuicio grave para la economía de España, que todavía está luchando por recuperarse de la recesión“.

Der Spiegel recoge que “los sindicatos de los aeropuertos españoles han aumentado sus amenazas de huelga: tres días en Semana Santa, y un total de 19 días más, hasta finales de agosto. Los viajeros deben estar preparados para hacer frente a miles de cancelaciones de vuelos”.

Le Figaro explica que la amenaza de huelga es para protestar contra la privatización parcial decidida por el gobierno y contempla “cinco días en abril, durante la Semana Santa y fines de semana de Pascua, y cinco días en mayo, tres en junio y seis en julio, dijo un portavoz de la UGT, que convocaron la huelga con otros dos sindicatos, CCOO (Comisiones Obreras) y USO. Queremos que el Departamento de Transportes asegure que no habrá despidos a causa de la privatización, segun el portavoz que también dijo que los sindicatos estaban abiertos a la negociación“.

Der Standard titula “Una vez más, huelga en los aeropuertos españoles”. Se hacen eco de los temores sobre las consecuencias de los paros aunque subrayan que “el gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) no espera que la huelga en Semana Santa tenga un gran impacto en la aviación, debido  a que la mayoría del personal de AENA no tiene nada que ver con el manejo de los vuelos”.

Aufait Maroc recoge que “según un portavoz de la Unión General de Trabajadores (UGT), este movimiento tiene como objetivo atraer la atención del Ejecutivo sobre los riesgos de la privatización y agregó que los sindicatos siguen abiertos a la negociación.  Los sindicatos buscan garantías del Ministerio de Transporte que la salida a bolsa de la institución pública no dará lugar a despidos“.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Esperemos que en estas vacaciones, no ocurra lo que es demasiado habitual en nuestros aeropuertos. Y más ahora, que el sector turismo está tirando de la economía española en esta severa crisis. Las aerolíneas están ofertando un aumento de vuelos en estas vacaciones 2011; crucemos dedos.