Arianna Huffington creadora del diario digital m√°s importante del planeta ha publicado un art√≠culo en el que reflexiona sobre las lecciones que ha sacado de su reciente visita a Espa√Īa en particular sobre el 15M. Asegura que los indignados son el “padre” del movimiento global que sacude las democracias occidentales y en particular Ocuppy Wall Street. Y destaca que hay un sentimiento com√ļn de que el sistema pol√≠tico est√° “roto” y la gente quiere cambiarlo.

Manifestacion del 15o
(Foto: Flickr/Gaelx)

El texto del Arianna Huffington empieza explicando: “estuve en Espa√Īa durante la manifestaci√≥n poco coordinada en todo el mundo que tuvo lugar el 15 de octubre. La fecha fue elegida porque era el aniversario de cinco meses de las protestas espa√Īolas, que comenzaron a mediados de mayo. Muchos de los manifestantes de Ocuppy Wall Street han dicho que las protestas espa√Īolas han sido una de sus fuentes de inspiracion, y muchos de los manifestantes espa√Īoles con los que habl√© dijeron que OWS les hab√≠a revigorizado.”

Y destaca: “Las protestas en Espa√Īa se han convertido en el padre de los movimientos que han barrido la mayor√≠a de las democracias occidentales y es posible que ofrezcan una mirada al futuro de lo que ocurrir√° a este lado del Atl√°ntico. Hay tres cosas en especial que me llamaron la atenci√≥n. La primera es la paradoja pol√≠tica inherente en las protestas europeas. En Espa√Īa, la insatisfacci√≥n se espera que desemboque en una aplastante victoria para el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, sobre Alfredo P√©rez Rubalcaba, del partido Socialista. Entretanto, en Francia, se espera que el presidente Nicolas Sarkozy, de UMP, pierda ante el candidato socialista, Fran√ßois Hollande.”

“Esto muestra que el origen de la indignaci√≥n no se encuentra en ning√ļn partido en particular o en alguna filosof√≠a pol√≠tica, sino que va contra el estatus quo. No importa a que partido uno represente, formamos parte de un sistema pol√≠tico roto y la gente de Espa√Īa o Francia y, posiblemente, la de Estados Unidos, quiere deshacerse de √©l. En Espa√Īa la prueba del fracaso del status quo es especialmente dura, con un
√≠ndice de paro deaproximadamente el 21%. Entre los j√≥venes, el n√ļmero se incrementa hasta el 45%. El m√°s elevado de Europa.”, apunta.

El Huffington Post tambi√©n indica: “El segundo aspecto que me llam√≥ la atenci√≥n fue que las protestas est√°n orientadas hacia las familias y ahora son un aut√©ntico movimiento de clases medias y el tercer aspecto a rese√Īar es que tanto en Espa√Īa como aqu√≠, son m√°s pol√≠ticas que econ√≥micas. Desean cambiar la sociedad civil creando una nueva relaci√≥n no solamente entre el pueblo y su gobierno, sino entre el pueblo mismo. Existe un sentimiento creciente de que los problemas a los que nos enfrentamos no pueden resolverse solamente arreglando nuestras instituciones pol√≠ticas.”