¿Puede un algoritmo ayudar a una empresa a analizar la personalidad de un candidato a un puesto de trabajo y determinar cuál es el mejor perfil? Unilever, la compañía de alimentación y cosmética, cree que sí y está utilizando, en Reino Unido, técnicas de análisis facial y un programa de IA en entrevistas de trabajo. Y no es la única, multinacionales como Vodafone o Goldman Sachs también lo hacen convencidos por el eslogan: “Contratar mejor con predicciones guiadas por la Inteligencia Artificial”.

Imagen de previsualización de YouTube

Este es el lema de HireVue, la empresa estadounidense que ha desarrollado el sistema de análisis facial para entrevistas de trabajo. Unilever, según revela un artículo de The Daily Telegraph, ha sido la primera compañía que lo ha probado en Reino Unido. El algoritmo selecciona al “mejor candidato” después de analizar el lenguaje, tono y expresión facial de todos los entrevistados respondiendo a las mismas preguntas en vídeo y tras compararles con una enorme base de datos recopilada de antiguas entrevistas.

HireVue explica que obtienen unos 25.000 puntos de información en una entrevista de 15 minutos. Posteriormente analizan desde el lenguaje corporal, el tono, el vocabulario, etc. Y prestan especial atención al tipo de frases que hace el candidato: si usa palabras activas o pasivas, si habla de “nosotros” o “yo” y hasta la velocidad con que las pronuncia. Y en el aspecto de la expresión facial se fijan en si se frunce el ceño, se levanta la ceja, se aprieta los labios o se sonríe.

En base a todo esto, los candidatos se clasifican en una escala del 1 al 100 basándose en las entrevistas previas que figuran en la base de datos de la compañía que dice haber hecho ya más de un millón de entrevistas de trabajo en todo el mundo. Aunque algunos críticos apuntan que el sistema puede tener algunos fallos. Por ejemplo se señala que puede favorecer a los candidatos que sean buenos haciendo entrevistas en vídeo y descartar a aquellos preparados pero con menos habilidad audiovisual. Y también se apunta que el programa se basa en la comparación con decisiones de contratación y entrevistas ya realizadas, por lo que extiende los posibles sesgos o errores cometidos anteriormente.

Pero multinacionales como Goldman Sachs, Unilever, Under Armour o Vodafone están ya, según Business Insider, entre los 600 clientes de Hirevue que han recurrido a esta tecnología en la selección de personal, sobre todo para un primer cribado. Y no parece descartable que en el futuro, los algoritmos pueden jugar un papel clave a la hora de decidir quien consigue un puesto de trabajo.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email