“La compañía española Iberdrola ha irrumpido en el mercado energético canadiense, tras hacerse con los contratos de dos plantas productoras de biomasa, valorados en 240 millones de euros”.

 


(Foto: flickr/serguei2k)

 

“El acuerdo, el más importante logrado por la compañía española en el mercado de la biomasa, supone además su entrada en el sector energético canadiense. Los trabajos en Fort St. James podrían empezar en apenas un mes, mientras que en la de Merritt está programado para el mes de febrero del próximo año”.

“Ambas estaciones suministrarán energía a 160.000 hogares y evitarán la emisión a la atmósfera de 570.000 toneladas de dióxido de carbono al año”.

Las plantas, Fort St James y Merritt plants, ambas situadas en la British Columbia tendrán una capacidad combinada de 80 MW.

Leer artículo completo en Power Engineering