El último “Barómetro de la imagen de España“, realizado por el Real Instituto Elcano muestra que se consolida la recuperación del prestigio español en comparación con la etapa más dura de la crisis. España logra una nota media de 6,9, frente al 6,5 que registraba en 2012. El estudio se ha realizado en 10 países (Alemania, Reino Unido, Francia, Estados Unidos, México, Brasil, Marruecos, Argelia, Corea del Sur e Indonesia) y desvela algunas sorpresas.

(Foto: Flickr/Mad-king)

La mejor valoración general de España se tiene en Brasil (7,6), México (7,5), EEUU y Argelia (7,1). El país que peor nota nos da es Marruecos, 5,8. Mientras que nuestros socios europeos nos puntúan ligeramente por debajo del 7: Alemania 6,9 y Reino Unido y Francia 6,8. A destacar que España es el segundo país mejor valorado en tierras germanas, solo por detrás del suyo propio.

En la técnica de diferencial semántico, en el que los encuestados tienen que elegir entre dos términos contrapuestos, España queda definida como un país tradicional, que inspira confianza, democrático, honesto, trabajador, urbano, fuerte, pacífico, solidario, religioso y tolerante.

Llamativo es que pese a la percepción española de que la corrupción está asociada a la imagen del país, el Barómetro del Instituto Elcano refleja lo contrario: en todos partes se le califica como más honesto que corrupto, llegando a superar el 80% en Brasil, el 77% en EEUU, el 68% en Francia y el 61% en Reino Unido. Donde más ajustada está la percepción es en Alemania y Argelia: poco más del 50% ven a España como honesta frente a un 40% que la ve corrupta.

En cuanto a si se trata de un país rico o pobre, la percepción varía significativamente. Así nuestros socios europeos, Alemania, Francia y Reino Unido nos ven como pobres con porcentajes respectivamente del 70%, 75% y 57%, mientras el resto de naciones encuestadas nos ve más ricos que pobres con notas en torno al 60% y llegando al 80% en Brasil e Indonesia, con la única excepción de Argelia que nos ve pobres en un 55%.

Especialmente interesante es la valoración de los alemanes. Un 80% nos describe como un país más tradicional que moderno, un 62% como más religioso que laico y un 70% como más pobre que rico. Pero el 69% cree que inspira confianza y un 60% trabajador. En cambio un 55% los franceses encuestados nos ven débiles y un 90% religiosos.

Los aspectos mejor valorados de España son como destino turístico, 8,2, por sus deportistas, 7,5 y sus ciudadanos, 7,2. Los dos aspectos que peor nota reciben son la economía, 5,9 y la vida política 6,2. La valoración de las empresas españolas se consolida con un 6,3 de nota media. México y Brasil son quienes mejor califican a las compañías españolas con un 7,3. En Marruecos y Argelia también llegan al 7, quedándose en un 6,4 en EEUU, 5,8 en Francia, 5,7 en Reino Unido y 5,6 en Alemania.

Y un aspecto a resaltar del estudio es que el sello “made in Spain” cada vez está más consolidado. Así por ejemplo entre un pantalón vaquero hecho en España o en Reino Unido, todos los países lo valoran igual, salvo los británicos. Y con respecto al vino, uno de los productos españoles donde más están aumentando las exportaciones, los caldos españoles son igual de valorados que los franceses en todas partes, salvo en Francia y lo mismo sucede con el aceite español con respecto al italiano.

Finalmente en los atributos con los que los extranjeros asocian a España siguen predominando los tópicos. Preguntados sobre qué les viene a la mente cuando se menciona el nombre del país, la respuestas más recurrentes son sol, toros, futbol, turismo. Tan sólo la crisis se cuela en esta lista.