BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

 La fotografía de dos niñas gitanas muertas en una playa, frente a la aparente indiferencia de los bañistas, ha desatado una gran polémica en Italia. El arzobispo de Nápoles ha criticado la actitud de los veraneantes:

“mirar hacia otra parte o pasar del tema en algunas ocasiones puede ser más devastador que los acontecimientos”, ha dicho.

Pero a veces una imagen necesita algunas palabras para ser explicada: Los servicios de rescate habían intentado reanimarlas. Fue imposible y sus cadáveres permanecieron en la playa alrededor de una hora mientras se esperaba la llegada de la empresa de pompas fúnebres. El alcalde de la localidad aseguró que los bañistas que se encontraban en la playa habían intentado salvar a las niñas. Fueron ellos quienes avisaron del peligro lo que permitió que los socorristas pudieran rescatar a dos de las niñas con vida, mientras que las otras dos fueron llevadas hasta la costa donde intentaron reanimarlas sin éxito.

Eso no hace menos cruda la imágen, pero cambia el marco de la fotografía.