BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

La declaración de la ONU sobre la intervención militar de Israel, -brutal pero sobre todo ilegal-, en aguas internacionales que ha provocado una decena de muertos, es paradigmática del mundo que vivimos:

…el Consejo de Seguridad pide la apertura de una “una investigación rápida, imparcial, creíble y transparente” para aclarar al ataque a la flotilla humanitaria.

En esa misma línea se pronunció ayer la UE en cuyo texto de sutil protesta reclama a las autoridades hebreas “una investigación inmediata, completa e imparcial”

Dejando a un lado que tales declaraciones -llenas de matices y ausentes de contundencia-,  costaron horas de discusión, lo que queda claro es la indefensión de la ciudadanía ante el mundo que vivimos.

El mundo se globaliza pero las instituciones democráticas no lo hacen paralelamente. ¿De verdad se pretende dejar en manos de las autoridades israelíes que provocaron la matanza, la investigación? ¿Es este el concepto de justicia que tienen la UE y las Naciones Unidas?

Israel se permite asaltar a sangre y fuego en aguas internacionales una flotilla humanitaria causando una decena de muertos y no hay un organismo internacional capaz de juzgar fuera de Israel, de forma realmente independiente, lo ocurrido. Es la contradicción del tiempo que vivimos: todo el mundo desarrollado quiere globalizar la economía, el comercio, el ejército y el imperialismo, pero se niega a globalizar también las instituciones, los tribunales, los controles democráticos.

Quiero que se me entienda bien: no tengo nada en contra de Israel ni de los EEUU, ni de la UE, ni de las Naciones Unidas. Pero me niego a caer en la falacia de la autoridad moral de los fuertes. No desde Europa, no desde nuestra tradición democrática.  La justicia es otra cosa, nacida para proteger a los que sufren.

Print Friendly, PDF & Email